“Para representar en el teatro ‘El tesoro de Barracuda’ necesitamos la imaginación del público”

imagen de antonio prieto, autor de la escenografía de la obra de teatro El tesoro de Barracuda

Antonio Prieto en su taller junto al boceto del ‘Cruz del Sur’

El artista Antonio Prieto (Écija, 1979) tiene en sus manos la creación de la escenografía y de los títeres del espectáculo teatral ‘El tesoro de Barracuda’ que estrenará próximamente la compañía ‘A la sombrita’. Tal y como reconoce, trasladar el imaginario de la novela de Llanos Campos y las ilustraciones de Julia Sardá a teatro de sombras es un trabajo arduo. Pero ha aceptado el reto y ahora trabaja codo con codo con José Diego Ramírez, director de la compañía de teatro, y la propia Llanos Campos, también directora de la obra.

Licenciado en Bellas Artes en la especialidad de Pintura, Antonio Prieto cuenta con amplia experiencia en dibujo, restauración y enseñanza artística. Así, además de montar varias exposiciones individuales, participar en numerosas colectivas y diseñar y comisariar otras tantas, ha ejercido como monitor de talleres de arte para diferentes públicos, incluido el infantil. También ha sido el monitor del Aula Municipal de Pintura de Écija entre 2012 y 2016.

Aunque el montaje de la obra todavía está en proceso, Antonio Prieto nos desvela algunos detalles de la escenografía y los personajes de la versión teatral de ‘El tesoro de Barracuda’. ¡Sigue leyendo!

P. ¿Qúe ambiente marca la escenografía?

R. La escenografía que estamos diseñando recrea el ambiente de un naufragio, dominado por el ‘Cruz del Sur’, el navío de la tripulación del pirata Barracuda. Para ello, hemos elegido una paleta de colores que destaca los tonos tierra, los azules del mar y del cielo y los grises del metal, de modo que se produzca un contraste. Por lo demás, estamos trabajando por crear una obra sencilla: no hay que poner fuegos de artificio, lo más difícil es lograr la sencillez. Hay que tener en cuenta que todo lo que diseñemos tiene que caber en una furgoneta para que luego la obra vaya rodando por teatro y festivales.

P. ¿Resulta complicado adaptar los personajes literarios a títeres en escena?

R. Sí que plantea ciertas dificultades. Lo bueno es que nos hemos encontrado con unos personajes muy bien definidos y hemos logrado diseñarlos de una vez, pero trasladar los sucesos de la novela a 45 minutos de obra tiene sus complicaciones… es mucha historia y no se puede contar todo con imágenes.

P. ¿Siguen los títeres de la obra el estilo de los personajes de Julia Sardá, la ilustradora de la novela?

R. Para la creación de los títeres nos hemos basado en los personajes ilustrados por Julia Sardá, pero no son exactamente iguales, sino que los hemos interpretado para que se adapten a nuestra versión de teatro de sombras y sean mucho más versátiles: la ventaja que tenemos es que jugando con las sombras un mismo títeres puede funcionar de diferentes maneras.

Una ‘coreografía’ de títeres

P. ¿Qué elemento dirías que marca más la diferencia entre la novela y la obra de teatro?

R. Tenemos que ser mucho más ágiles, de manera que lo que vamos a hacer es como una coreografía y eso es lo complicado: dejar las pautas del baile establecidas para que José Diego ejecute los pasos luego en el escenario. Cuando vemos a un actor, tenemos que pensar que detrás de él hay un trabajo mental y una logística alucinante; no es llegar y soltar la parrafada sino que el actor debe manejar todas las herramientas para consolidar la obra. Es impresionante la cantidad de trabajo que hay detrás de una obra de 45 minutos.

P. ¿Tenías experiencia previa en la creación de escenografías para teatro?

R. Sí. He colaborado con diferentes obras de teatro, en el diseño de disfraces y escenografías

Boceto del 'Cruz del Sur', el barco del capitán Barracuda

Boceto del ‘Cruz del Sur’, el barco de Barracuda

para el Carnaval y también he llevado a cabo proyectos de museografía, en los que se muestran obra de arte a través de un recorrido por un espacio museístico.

P. ¿Cómo creéis que reaccionará el público que ya conoce la novela?

R. La obra es muy dinámica y para que funcione necesitamos la colaboración del público y que éste ponga en juego su imaginación. Tenemos que conseguir que los niños y sus familias se involucren en el espectáculo porque si no, ‘El tesoro de Barracuda’ no sería más que un cortometraje.

P. ¿Encuentras grandes diferencias entre trabajar para el público adulto e infantil?

R. Siento que es más bonito y divertido hacer teatro para los niños, porque mientras trabajas en la creación de la obra o la interpretas realmente quieres divertirte y eso se contagia. Los niños captan estas cosas rápidamente.

 

 

, , , , , , ,

No comments yet.

Nos interesa tu opinion, gracias por comentar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies